Manual de Escritura Jurídica

Descarga gratis aquí 

Los abogados creemos que escribimos bien, pero en realidad nuestras argumentaciones son largas, confusas y monótonas. Hay que leer muchas páginas antes de que un texto jurídico comunique de manera clara su punto central. Para la justicia, esto es, literalmente, la madre de todos los males: agrava las barreras de acceso, conduce al fracaso comunicativo y produce enorme congestión judicial.