La reforma administrativa del 2011: ¡muy temprano para la celebración!

La reforma administrativa del 2011: ¡muy temprano para la celebración!

“… se requiere firmeza en la dirección política del Estado y para eso, desafor­tunadamente, la reforma no tiene ningún seguro hacia el futuro”.

Algunos editorialistas ya han saludado con vítores la reforma administrativa del gobierno Santos. No hay que apresurarse tanto: las reformas históricas no se identifican en su origen legal, sino por sus consecuencias prácticas. Para evaluarla, sin embargo, es preciso entender su lógica y propósitos, algo que hace mejor la disciplina de la administración pública que el Derecho. Trataré de aportar algunas claves para ese debate interdisciplinario.

Archivo pdf
Enlace

Ir a Articulos