Igualdad, precedente y derechos laborales: el argumento de Tamayo

Igualdad, precedente y derechos laborales: el argumento de Tamayo

“Abandono el tintero anotando una cierta contradicción argumentativa en Tamayo: la crítica al trato desigual en materia pensional es, en últimas, una crítica a la falta de consistencia en el precedente”

En su última columna, Javier Tamayo me propone un nuevo diálogo, que no puedo rehuir por proceder la invitación de tan distinguido contertulio. Propone allí temas nuevos y viejos, articulados todos alrededor del principio constitucional de la igualdad. Trataré de reconstruir el complejo argumento de Tamayo, para dar mi opinión.
En uno de sus viejos caballos de batalla, Tamayo la emprende contra lo que denomina “precedente judicial obligatorio” que, según él, la Corte Constitucional ha establecido en violación del artículo 230 de la Constitución. Le reprocha a la Corte, por tanto, que ignore textos explícitos y que prefiera interpretaciones “valoristas” basadas en el dudoso y vago concepto de “Estado social de derecho”, por oposición a saludables interpretaciones “semánticas”, en las que los textos positivos del Derecho serían más adecuadamente respetados por los jueces. Para Tamayo, una interpretación valorista de la igualdad y del Estado social de derecho ha llevado a la Corte a justificar el precedente judicial obligatorio, aún a contrapelo de expresa norma positiva (art. 230).

Archivo pdf
Enalce

Ir a Articulos