Democracia, elecciones y justicia electoral.

Democracia, elecciones y justicia electoral

Diego López Medina convoca a los ciudadanos a exigirle al Congreso que se comprometa en el establecimiento de una rama electoral verdaderamente independiente.

Un acontecimiento reciente reveló de nuevo la profunda crisis de los procesos electorales colombianos: el Consejo de Estado declaró la nulidad de un número importante de votos emitidos en la elección a Senado de 2002. Esta nulidad de votos implicó que algunos senadores que habían actuado como tales no lo fueran en realidad y que tuvieran que ser cambiados al finalizar el tercero de sus cuatro años de período constitucional. La sentencia del Consejo de Estado fue notoriamente tardía, como en su momento lo señaló la prensa nacional y, en particular, un duro editorial del periódico. La izquierda revolucionaria denunció el episodio como  ejemplo de la “tramitomanía propia del Estado democrático burgués”, extrayendo, como era obvio, la consecuencia extrema: las elecciones son una farsa y no, como cree el pequeño burgués, la “voluntad de la mayoría”.

Archivo pdf
Enlace

Ir a Articulos