Ave Javier: respuesta al profesor Javier Tamayo

Ave Javier: respuesta al profesor Javier Tamayo

“… en los Estados de derecho contemporáneos, hasta la ley está abierta al escrutinio constitucional, porque se acepta que incluso ella puede instaurar normas marcadamente deficitarias en la protección de los derechos fundamentales…”

En su última columna, el distinguido tratadista y abogado Javier Tamayo sigue empecinado en ofrecer interpretaciones erróneas de mi libro El derecho de los jueces.  No me atrevería a polemizar con tan dilecto amigo y jurista si no fuera por el hecho que sus afirmaciones son, esta vez, francamente inaceptables. En esta oportunidad Javier me acusa de un grave pecado: el punto esencial consiste en afirmar que en Colombia existe una teoría, a la que él denomina “nuevo derecho”, y que su núcleo básico consiste en sostener una marcada aversión por la ley.  Esta aversión por la ley radicaría entonces en afirmar que el principio de legalidad no es importante en nuestro sistema jurídico y que, en consecuencia, los jueces estarían en libertad de fallar según su propio juicio o criterio, imponiendo así su personalísima noción de equidad o justicia para el caso concreto. El nuevo derecho sería, entonces, el regreso a la justicia del Cadí, tal y como quedó descrita por Max Weber en Economía y Sociedad. Más aún, advierte escandalizado Javier: según el nuevo derecho estos cadíes contemporáneos podrían violar el principio de legalidad para tomar decisiones que afectan el erario público y de esa forma terminar realizando masivas transferencias de ingreso y riqueza entre ciudadanos y entre estos y el Estado.

Archivo pdf
Enlace

Ir a Articulos